ACTIVIDAD FÍSICA

La actividad física moderada desempeña un papel importante en los hombres, ya que la inactividad física es un factor importante en el desarrollo de esta enfermedad. Un estilo de vida sedentario conduce a un pobre suministro de sangre a los órganos reproductores masculinos, lo que aumenta el riesgo de inflamación de la próstata. Por ello, la prevención de la congestión en la pelvis debe formar parte de un tratamiento integral. Las formas más sencillas y fáciles de hacer para todo hombre son caminar, correr, nadar y hacer ejercicio por la mañana.